<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36720346\x26blogName\x3dMango\x27s+Land\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://garykusanagi.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://garykusanagi.blogspot.com/\x26vt\x3d-4308138050899117835', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

jueves, marzo 29, 2007

De nuevo, soñé contigo

Siempre que me siento mejor conmigo mismo, sueño con "ella".
La verdad, no sé quién sea. Siempre es igual. A lo mejor es una de mis invenciones. Y, lo admito, por un momento... pensé que era Viridiana.
Pero no lo es. Es alguien distinto. Y la verdad no sé quién sea. Pueden decir que si es Kariux, que si es Laura... o hasta Katy, quienes quieran, pero yo sé que no lo son.
Es algo así como... no sé, algo divino. Tal vez es mi otro yo, ¿qué voy a andar sabiendo? Mi subconsciente, o yo qué sé. La verdad, es un ser hermoso, y me llena completamente de calma.
Ahora sé que es lo que me hace mal, y que es lo que me hace bien.
De hecho, quiero platicar con dos personas que consideraba grandes amigos.
Si, cuando lean esto, ustedes mismos sabrán a quiénes me refiero (y esta es la indirecta más directa que puedo dar).
Pensaba... pensaba hacerlo cuando mis problemas (si, MIS problemas) terminaran, cuando todo estuviera arreglado, pero su actitud... no cambia, y mínimo deben de saber... que se los va a cargar la chingada si siguen así.
Así tal cual.
En fin...
Desde hace unos días no me he estado tocando el corazón, ¿a caso ya me he estado volviendo en aquel ser frío y horrendo que no quería volver a ser? Ahora, la verdad, es lo que más necesito... si es que quiero sobrevivir.
Tal vez es la única forma en la que yo puedo vivir, porque así es como crecí, con ésa idea en la mente. Aunque eso no quita que alguien pueda hacerme cambiar de opinión.
El vacío que sentía por dentro pareció llenarse, y no sé cómo ni cuándo, pero ya no me siento tan weird. Y, si, se siente tan bien quitarte un peso de encima revelando sentimientos que tienes guardados. De hecho, aún me faltan cosas que decir, para poder sentirme en paz conmigo mismo.
Y, todas ustedes, criaturas miserables, tendrán, TENDRÁN, que leer mi fic, si no quieren quel es caiga la maldición del diablo. Ya mañana (ahora si promesa), les dejaré caer mi capítulo cuatro. Aunque no lo lean, no sé... díganme algo... algo en lo que pueda ser más llamativo el fic T__T.
Por cierto, Benjamín, sigo esperando mis cómics, la verdad sólo me faltan los que te presté y unos más... y si no quieres que sospeche que tú fuíste el que se llevó los que me faltan... regresa los otros, ¿ok? Espero haber sido claro.

Cada vez que la veo sonreír, siento que algo en mi interior se estremece, ¿será esto lo que ustedes, seres mortales, llaman amor?

lunes, marzo 26, 2007

Ya nada es igual

Si, nada es igual. De hecho, desde que salí de la cárcel... las cosas han estado empeorando.
Varios sabrán por qué. La verdad, no, realmente casi nadie sabe por qué. De hecho, sólo mi mamá y Paquito, el del trabajo, saben porque las cosas van (escribí en principio ban, dios...) de mal en peor. Si, la respuesta es Alfredo. Y también es porque me siento cada vez peor.
No sé si alguien me tenga mala vibra, mala fe o qué sé yo. Lo que si sé es que esto va a empeorar aún más, lo sé porque lo soñé.
Bueno... las cosas nunca han sido buenas para mí, desde que era niño, las cosas siempre empeoraban. Algo salía mal y siempre empeoraba, empeoraba, y termina en algo catastrófico (la más terrible tragedia fue que se cayera, enfrente de mis ojos, el edificio donde vivía y mi mamá estaba dentro... ése día mi mamá se había molestado conmigo y yo lloré como nunca). Por un tiempo... por un tiempo se estabilizaron las cosas.
Pero el malestar regresó hace unos años.
¿Cuándo fue que comencé a sentirme así, tan inferior?
La verdad no lo sé. Tal vez en la prepa. Sí, de seguro fue en la prepa. Desde que ella me dijo que no, me sentí tan mal, que empecé a tener un vicio algo adictivo, que todos ustedes poseen, si no, no estarían leyendo esto; la PC. Y más que vicio a la PC, fue vicio al internet. En el internet conocí (y sigo conociendo) a varias personas que considero más que mis amigos, los considero parte de mí. Una de ésas personas es Edgar (mejor conocido como Gary o el Fera), y otra es Francisco (Akimerón meronazo, que, aunque me hayas bloqueado, sé que lees esto).
En fin... después de que pude superarlo (difícilmente y por un lapso de tiempo bastante corto), volví a recaer en el vicio, pero peor, ya nada me importaba. Me daba igual si iba bien en la escuela o no. De hecho, por eso fue que reprobé varias materias en quinto y tuve que hacer exámenes finales... los pasé porque... no es por presumir, pero si soy buen estudiante... sólo que no puse mi empeño en la escuela como debió de ser.
En sexto volví a recuperarme, pero, ¿para qué? El caerle mal a dos maestros, teniendo yo las ganas de salir adelante... terminaron reprobándome. De hecho, yo me reprobé en dibujo porque la actitud del maestro terminó venciéndome, y, le di el gusto de ser un inepto. Le agradezco mucho a Oscar por enseñarme que no me tengo que dejar vencer. Si me caigo, me levanto. Aunque sea difícil, tengo que hacerlo, con o sin ayuda. Generalmente soy bien orgulloso, y no pido ayuda, pero hay veces en las que... es necesario pedirla.
Como sea... después de una súper mega cagada mental por NO terminar la preparatoria... tuve que encontrar un nuevo vicio, algo que me hiciera sentir menos melancólico. Pero fue todo lo contrario. Cuando encontré el manga de Dragon Quest... pensé que si lo compraba todo, sería feliz. Pero no, sigo sintiendo un extraño vacío, tan extraño, que tuve que empezar a comprar otros mangas. Tan grande fue el vacío, que comencé con los cómics. Y así... que ahora tengo una enorme colección de cómics y manga que sobrepasan la colección de libros de Benjamín (y hablo en serio). No me ha importado gastar más de nueve mil pesos en cómics/manga (que son equivalentes a novecientos dólares, para los que son extranjeros), y de hecho, no me importó gastar, lo que varios considerarían, un ojo de la cara, para comprarme Maximum Carnage, Civil War, Infinite Crisis, A death in the family, y demás cómics extremadamente caros. De hecho, pienso comprar la colección de "52 weeks" y todo lo de Civil War (Fantastic Four Civil War, Front Line, Black Panther, Cable & Deadpool, Amazing Spiderman, Iron Man... y hasta la continuación).
Y aún súmándole, también he empezado a comprar figuritas. Ningún vicio me hace sentir mejor.
Bueno... después de que tuve ése vicio y Marik me convenciera de hacerme un blog... llegó otra depresión. Ya saben TODOS (o la gran mayoría) por qué. Si no saben, busquen entre las entries... hallarán la respuesta. Bueno, al principio fue algo... feliz, si, no puedo negarlo, lo fue. Pero después vino el vacío y la depresión con ello. Después... vino lo de la cárcel... y para rematarle, el trabajo. Otra vez me faltaron dos mil pesos. Bueno... tal vez puedeq ue ése haya sido mi último día en el trabajo. Puede que no. Lo que si sé, es que he empezado a sentir que todo va de mal en peor, de mal en peor. No sé cómo terminará esto, pero estoy seguro que terminará mal. No tengo nada mejor que decirles. Simplemente siento que mis predicciones catastróficas se cumplirán cada vez más. Espero que la que tenía a los siete años no se cumpla, ahora quiero vivir... necesito vivir.

Moriré a los 18, lo puedo sentir.

jueves, marzo 22, 2007

Sigue corriendo, no te detengas

Eso fue lo primero que vino a mi mente cuando tuve un sueño bastante extraño. Y cuando digo extraño es porque... lo era.
Había personajes parecidos a los de un cómic/manga... pero ninguno que yo haya visto antes en mi condenada vida. Tal vez son invenciones mías.
En fin, no les puedo decir mucho. También soñé que a Sandra le quitaban la coordinación y por eso ella y Alfredo renunciaban. Espero no sea cierto, porque, aunque me caigan mal... ¿quién será el que le ponga el cascabel al gato?
Si entendieron, ¿verdad?
Bueh... Linkhare, te quiero pedir una disculpa... y ya sabes por qué es. Tu Death Note volvió a mis manos... como por octava vez xD. Me siguen diciendo que ésa dirección no existe, weon, así que mejor dáme de nuevo tu dirección <_<.
Como sea, lo leí ya que TJW me lo pasó en un DVD hace ya tiempo (junto con el RO que no puedo actualizar xD), y pues, si es buena, le tenía un prejuicio. Aunque sea buena, no te hace llegar a idolatrar a uno de los personaes princiaples(léase L
), pero si te entretiene, a tal grado que te pone a pensar si realmente todas ésas cosas las hacen esos personajes.
Aunque me gustan más las historias de peleas donde el personaje principal al final desaparece (Dragon Quest, Dragon Ball, Saint Seiya). Si, todas son lo mismo, pero me gustan xD.
Pero bueno, me compraré todo el Death Note. No me gusta el formato digital del manga, no se aprecia bien (si, por eso empecé a comprar los mangas ò_ó, ustedes malditos otakus jodidos que no pueden comprarse mangas, y saben a quiénes me refiero... ¡a todos ustedes!), y, como lo dije en la entry anterior, también me compraré Dragon Ball Z... como que jugar mucho Dragon Ball Z Budokai Tenkaichi 2[/voz de Goku] me hizo entrar algo de nostalgía hacia Dragon Ball. No me gusta ucho la saga de Frieza, pero espero en el manga no sea tan laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa *hace una pausa para tomar aire* aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarga como lo hicieron en el anime.
Ah, sí. Ya llevo más de la mitad de El diario de un par de guerreros editado, yay!
Felicítenme, eso quiere decir que llevo ya cien capítulos editados!! (si, Pollo, ya saliste, sales en la tercera parte, por si quieres saber).
Aún pueden participar... claro, si quieren. También pueden participar en la continuación... bueno, no, la continuación ya es más propia xD.
El punto es que ya casi voy a terminar de editar algo que empecé a editar hace... ¡dos años! Me doy asco.
Una última cosa, hasta hace unos días me enteré que Linkhare hizo un concurso de dibujos, y el maldito ni siquiera me avisó. Te odio, acuamugre ¬,¬.
Sería todo, para mañana les pongo el capítulo cuatro de mi fic (que veo a pocos les agradó, pero bueno), y recuerden, aún sigo necesitando a alguien que sepa dibujar O_O!!
Es en serio T__T (ya les dije que yo no sé bien... aparte de que uso pluma <_<).

martes, marzo 20, 2007

Un enigmático caballero, Géminis

Si piensan que cuando escribí el segundo capítulo nadie le entendía (bueno, no piensen, se los digo xD), el tercero estuvo mucho peor.
Pero por fortuna he aprendio a escribir mejor. Disfrútenlo.

Capítulo tres.- Un enigmático caballero, Géminis

Reuniendo todo el poder que le quedaba, Josué logró llamar una armadura dorada, la del signo de Sagitario. Aún portando la poderosa armadura dorada, no fue rival para los, ahora nueve caballeros dorados, quienes le seguían arremetiendo constantemente. Su compañero de equipo, el enigmático sujeto de la capucha, también presentaba uno que otro problema al pelear contra más de un caballero dorado a la vez.
Cuando parecía que sus problemas no tenían solución, el viento comenzó a sentirse más denso, siendo la presentación de alguien conocido para Josué…

-¿Por qué ponen ésa cara?- preguntó Juvenal a Erik y Jorge, quienes se encontraban sumamente preocupados por su amigo Josué.
-Porque…- titubeó Jorge.
-Ahora son diez los que se enfrentarán contra Josué.- respondió Erik.
-Veo que también sintieron ésa poderosa presencia.
-Maldición.- dijo Josué, quien sostenía su vientre, mientras de su boca escurría una enorme cantidad de sangre, la cual manchaba la poderosa armadura que portaba- No bastaba con nueve de ustedes, ¡si no que él también tuvo que venir!
-¿De qué hablas?- preguntó el caballero dorado de Aries, quien se preparaba para atacar a Josué con uno de sus más fuertes ataques.
-Bien que sabes, no te hagas idiota.- reclamó, corriendo precipitadamente hacia él.
-Ten cuidado, no hagas idioteces.- se escuchó la voz de alguien familiar para Josué- ¿Cuántas veces tengo que recordarte lo mismo, Josué?
-Changos…- detuvo su carrera al escuchar ésas potentes palabras.
-¿Lo conoces?- preguntó el encapuchado.
-Lamentablemente si… fue el primer maestro que tuve, Kanon de Géminis.
-¿Kanon de Géminis?- preguntó el caballero dorado de Cáncer- Pero, ¿qué es lo que haces en un lugar como éste?
-Lo mismo que ustedes se encuentran haciendo.
-Lo que me impresiona es que hace unos minutos tu armadura no había sido utilizada, y ahora te apareces en éste lugar con ésta puesta.- dijo el encapuchado.
-Eso no es muy impresionante, ¿o si?- preguntó Josué.
-Piensa las cosas dos veces, y recuerda en dónde se guardan las armaduras doradas.
-Eh… cierto. Eso quiere decir que…
-Si, lo más probable es que él no se encuentre aquí.
-No importa si me encuentro o no aquí, ustedes terminarán derrotados por mis poderes.
-Sigues siendo igual de modesto que siempre, ¿no, viejo maestro?- preguntó Josué, tomando una pose de pelea ofensiva.
-¿Viejo maestro?- preguntó Jorge.
-Pues ha de ser su primer maestro, ¿qué no estás escuchando lo que dicen?- dijo sumamente molesto Erik.
-La verdad… no. Me estoy concentrando más en la torta que trae en su mochila Josué.
-Uy, ¿de qué es?- preguntó con emoción.
-Sepa, no la puedo sacar, la dejó bien metida entre sus cuadernos.
-Maldito inútil, si ni estudia.
-¿Tú qué sabes, compa? Igual y si, igual y si.
-¡Cállate y sigue sacando la torta!
-No sé por qué… pero siento que las cosas sólo se están poniendo más densas a cada segundo que pasa.- dijo Josué, viendo como lentamente el caballero de Géminis se acercaba hacia él y el encapuchado.
-Encontraremos la forma de derrotarlos a todos, espero.
-Tus palabras son muy alentadoras.- respondió con un cierto tono de sarcasmo.
-¿Están listos para morir?- preguntó el caballero de Géminis.
-Claro que no.- dijo Josué, concentrando poder entre sus dos manos- Tal vez… tal vez seas mi primer maestro, pero recordaré una de tus enseñanzas. No importa quien sea, el enemigo siempre será el enemigo, y deberá de ser derrotado en el campo de batalla.
-Bien dicho.- dijo su compañero, alentándolo.
-Bonito momento para recordar, ¿no?- preguntó el caballero de Géminis, desapareciendo y apareciendo detrás de Josué.
-Inútil, ¡To another dimension!- gritó Josué, arrojando la energía acumulada.
-Tú eres el inútil.- dijo, rechazando con su mano el poder- Recuerda quién fue el que te enseñó ése poder… ¿a caso creías que funcionaría conmigo?
-Tal vez contigo no, pero,- se dio rápidamente la media vuelta- ¡To another dimension!- dirijo su ataque hacia el caballero dorado de Leo.
-¿Qué demonios?- dijo el caballero de Leo, tardío en su reacción para esquivar el ataque.
-¡Aioria!- gritó el caballero dorado de Aries, intentando empujar a su compañero.
-Demasiado tarde.- dijo Josué, quien fue golpeado por el poder del caballero de Géminis, para después derramar parte de la sangre de sus heridas sobre el caballero de Leo.

Con eso, el poder de Josué mandó al caballero de Leo hacia el centro del patio en donde se encontraban, para después alzarse por el cielo y desaparecer en el firmamento, quedando solamente su armadura dorada flotando en el aire, representando la poderosa figura del león dorado, el signo de Leo. La armadura de Leo quedó manchada con la sangre de Josué, y éste quedó totalmente rendido en el suelo, a causa del ataque que le proporcionó su primer maestro. Aprovechando la oportunidad, el caballero de Géminis intentó aplicar la misma técnica que su alumno utilizó sobre uno de sus compañeros, pero…

-¡Josué!- gritó el encapuchado, recibiendo por Josué el ataque.
-¿Por… por qué lo hiciste?- preguntó, mientras veía como su compañero desaparecía lentamente en el firmamento.
-Tú… tú eres el único que puede derrotarlos. Por favor… ¡gánales!- desapareció en el claro cielo de la tarde.
-¡Maldición!

Los poderes del caballero dorado de Géminis parecen ir más allá de la imaginación. Despachando rápidamente al encapuchado al cual ni siquiera Josué pudo derrotar, éste quedó totalmente solo para pelear contra los caballeros dorados.
Josué se inundó de una ira profunda, y se preparó para la pelea contra su antiguo maestro.

P.D.: Tengo hueva, y me enteré ayer que tengo una admiradora secreta (o eso me dijeron). Me pregunto si es alguien que va al cine o alguien que trabaja en el cine... lo que me da cosa <_<. Y bueno, pienso comprarme el manga de Dragon Ball Z... por nostalgía.
Recomiéndenme juegos para el Wii.

lunes, marzo 19, 2007

Nace un nuevo caballero

Capítulo dos.- El nacimiento de un nuevo caballero

Josué se encontraba pasando de un agradable de invierno en su escuela al lado de sus amigos, Erik y Jorge, pero un extraño encapuchado llegó al lugar para retar a Josué, quien aceptó el desafío. El poder del hombre misterioso parecía ser superior al de Josué, y justo cuando éste se disponía a pelear en serio, ocho caballeros dorados de la orden de Athena aparecieron enfrente de ellos, dispuestos a matar a Josué y al encapuchado misterioso.
Rápidamente, Josué y el encapuchado se aliaron, peleando contra los ocho caballeros dorados. Sin embargo, ambos tenían una seria desventaja en contra de sus agresores; no tenían armadura alguna que les protegiera de los potentes ataques de sus enemigos. A lo que el extraño encapuchado comenzó a concentrar su energía, intentando llamar una armadura del lugar de donde provino…

-¿Qué haces?- preguntó algo agitado Josué, esquivando los ataques del caballero dorado de Leo, quien le arrojaba constantemente descargas de energía plasmática, intentando esquivarlas desesperadamente.
-Pronto lo descubrirás.- respondió a la pregunta de su compañero, mientras era rodeado por una enorme cantidad de energía oscura.
-¡Pero que cosmos tan grande se encuentra reunido en su cuerpo!- gritó el caballero dorado de Piscis.
-¡No tenemos que permitir que siga reuniendo más!- propuso el caballero representante del signo de Tauro, corriendo hacia el encapuchado.
-¡Demasiado tarde!- gritó, haciendo explotar toda la energía reunida.

Repentinamente, en el suelo se abrió una especie de portal de la oscuridad, del cual salió una poderosa armadura hecha de un metal negro, igual de resistente que las armaduras de sus agresores. Ésta armadura representaba el signo zodiacal de Sagitario, con lo que el encapuchado rápidamente portó la armadura, teniendo la situación totalmente pareja, al menos a su favor, dejando totalmente sorprendidos a los caballeros dorados.

-Pero… ¿por qué?- preguntó el caballero de Acuario- ¿Por qué tiene una sapuris?
-Y no sólo eso, tiene una sapuris de un signo que no le corresponde.- agregó el caballero de Virgo, quien se encontraba igual de sorprendido que sus compañeros.
-¡Dejen de sorprenderse por niñerías!- se escuchó la voz de un noveno caballero dorado, al igual que el viento cortado por una poderosa ráfaga de energía, la cual se dirigió con gran velocidad hacia Josué.
-¡Madre santa!- dijo Josué, esquivando con dificultades la ráfaga de energía cortante- ¿Quién? ¡¿Quién hizo eso?!
-No te alebrestes, niño. Fui yo, el caballero dorado de Capricornio.- dijo apareciendo enfrente de Josué.
-Vaya, ése ataque debió de ser tu famoso Excálibur, el poder que se le otorga sólo al caballero que le es más fiel a Athena, ¿cierto?
-¿Cómo sabes eso?
-Es una larga historia.
-Mira…- dijo Jorge, viendo la pelea por la ventana del salón donde se encontraba- ya hay nueve caballeros dorados. Son Aries, Tauro, Cáncer, Leo, Virgo, Escorpio, Capricornio, Acuario y Piscis.
-Vaya, son muchos, ¿no sería buena idea si le ayudamos?- preguntó Erik.
-No, nos dijo que no interviniéramos. Además, faltan tres signos zodiacales.
-Géminis, Libra y Sagitario.- agregó Juvenal, quien estaba en el mismo salón.
-Juvenal, no sabía que estuvieras aquí.
-Estudiamos en el mismo lugar, ¿qué no?
-La situación no está para nada bien, ¿verdad?- preguntó Josué.
-Para ti no,- le respondió el hombre misterioso- yo portando ésta armadura soy igual de invencible que ellos. Tú necesitas portar una armadura.

Rápidamente, el caballero dorado del signo de Leo corrió hacia Josué, ejecutando su poder Lighting Plasma sobre el vientre de Josué, provocando que éste saliera volando hasta chocar con un pilar. Con Josué en el pilar, el caballero dorado de Tauro le sujetó de la cabeza, para azotarlo contra el suelo y comenzar a darle de pisotones. El encapuchado corrió hacia el caballero de Tauro, dándole una potente patada que le mandó a volar hasta llegar al extremo opuesto del pasillo, quedando en el suelo.

-Josué, levántate. Concentra tus energías y trata recuerda las enseñanzas de tu maestro.
-¿Qué? ¿Qué haga qué?
-Concentra tu poder y trata de llamar una armadura dorada.
-¿Bromeas? Si mi maestro me dijo que necesitaba un largo entrenamiento para poder portar una de ésas poderosas armaduras.
-Deja de lloriquear, sólo concéntrate.
-De acuerdo… sólo que me tardaré, lo sabes, ¿cierto?
-Claro que lo sé, pero no te preocupes, te cubriré.
-Que bien,- detuvo la herida que tenía en el estómago a causa del ataque del caballero de Leo- estoy empezando a sangrar y eso no es bueno.
-Tranquilo, pronto terminaremos ésta pelea.
-OK, como tú digas.- comenzó a concentrar poder, rodeándolo una energía anaranjada por todo su cuerpo.
-¡¿Qué intenta hacer ése niño?!- preguntó el caballero de Cáncer, corriendo hacia Josué.
-Algo que no te interesa.- respondió el encapuchado, apareciendo enfrente del caballero de Cáncer, conectándole un potente golpe en el rostro que le mandó a volar hasta chocar contra la pared que se encontraba en el extremo opuesto del pasillo.
-¿Intentas cubrir a tu amiguito para que termine de reunir toda ésa enorme cantidad de cosmos?- preguntó el caballero de Capricornio.
-Y si lo hago, ¿qué?
-Tendrás que pelear contra mí. Te derrotaré yo solo.
-Espera, Shura.- interrumpió el caballero de Virgo- No debes de pelear solo contra él. Sabes que te supera por mucho.
-No me importa, lo derrotaré por mi honor.- corrió hacia el encapuchado.
-¡Shura!
-Demasiado tarde.- dijo el hombre misterioso, desapareciendo en el aire.

El hombre misterioso apareció justo detrás del caballero de Capricornio, para conectarle una potente patada en la espalda, la cual le mandó a volar hacia la pared. Antes de que chocara con la misma, el encapuchado le sostuvo de una pierna, para azotarlo con rudeza extrema contra el suelo. Con su oponente en el suelo, comenzó a concentrar un tremendo poder oscuro entre sus manos, realizando un ataque llamado Doom, el cual liberó una onda de energía oscura, golpeando de lleno al caballero de Capricornio, el cual quedó tendido en el suelo. Creyendo que había derrotado al caballero de Capricornio, el encapuchado se dirigió hacia el caballero de Virgo. Antes de llegar donde él, una ráfaga cortante le golpeó en la pierna, siendo el caballero de Capricornio quien ejecutó su Excálibur.

-No creas… que me derrotarás con algo tan simple… como eso.- dijo agitado.
-Mírate, ya estás cansado. No podrás contra mí.
-Tal vez… pero estoy seguro que me llevaré a la tumba uno o dos miembros tuyos.
-Hablas demasiado.
-Demasiado, diría yo.- interrumpió Josué, quien había reunido el poder suficiente.
-¡Es el chiquillo!- dijeron al unísono el caballero de Cáncer y Tauro, quienes ya se habían recuperado de los golpes que el encapuchado les proporcionó.
-He podido visualizar tres armaduras que aún no han sido utilizadas… ¡y vaya que me agradó ésta!- al término de sus palabras, un brillante resplandor cruzó los cielos, apareciendo enfrente de Josué, se trataba de la armadura dorada de Sagitario.
-¡Bien, ahora pórtala!- dijo el encapuchado, quien se encontraba enfrente del caballero de Capricornio, preparado para un posible ataque de éste.
-No tienes porque decírmelo, si eso es lo que haré.

Reuniendo las pocas fuerzas que le quedaban, Josué logró portar la armadura dorada de Sagitario, la cual brilló como nunca antes una armadura dorada había brillado. ¿Será suficiente el portar la armadura dorada para derrotar a sus enemigos?


El capítulo dos, me gustó más el la primera versión que hice, pero sólo yo le entendía, con lo que tuve que modificarla hasta que fuese entendible para todos.

viernes, marzo 16, 2007

El comienzo de una nueva aventura

Gracias a... el pollo que se inscribió a éste fic. Pronto verás a tu personaje aparecerse por una de las partes de la historia. Eso si, te aseguro que no se aparecerá en la primera.
Antes de publicar el primer capítulo, les informo que la historia consta de seis partes. Las primeras dos partes son de trece capítulos cada una, la tercera de veinticuatro capítulos, la cuarta de cincuenta capítulos, la quinta de treinta y la sexta y última de veinte capítulos.
Nada más para que hagan cuentas.
Bueno, aquí está el primer capítulo. Si alguien más quiere entrar (lo digo en serio), aún pueden dejarme sus perfiles.

Capítulo uno.- El comienzo de una nueva aventura

-Estás empezando a hartarme. Tu obstinación está sobrepasando el límite de la imaginación.- se escuchó la voz de un hombre, quien se encontraba arremetiendo ferozmente a la persona a la que se dirigía.
-Sabes… sabes que no me podrás derrotar.- respondió el sujeto en cuestión, sosteniendo una de las piernas del otro, para después derribarlo y aprovechar el momento para dar un salto hacia atrás y tomar un respiro.
-Impresionante. Te has quedado sin armadura ni espada que te ayude en la pelea. Es más, ni siquiera puedes recordar a exactitud quien eres. Y aún así, tienes la misma obstinada y necia idea de querer derrotarme. ¿Tan grande es tu necesidad de derrotarme?- preguntó el sujeto, levantándose con suma facilidad, sacudiendo el polvo de sus ropas.
-Yo… tengo que derrotarte… ¡porque hice una promesa!
-¿Recuerdas la promesa a exactitud?- al escuchar la pregunta de su adversario, el rostro del otro sujeto tomó una expresión de sorpresa, para después a una de vergüenza- Lo supuse. Realmente lo supuse. Te diré un secreto. Si no puedes recordar esa promesa, no podrás derrotarme. Es más, te daré un consejo. Intenta recordar desde el principio de tu aventura. Cuándo fue que te embarcaste en todo esto.
-¿Cuándo… comenzó… mi aventura?- cerró los ojos, intentando recordar.
-Te daré ciento cincuenta minutos para recordar.

Ocho de diciembre del dos mil cuatro, a las cuatro de la tarde. Josué, Jorge y Erik, tres amigos, quienes participaron en el torneo KOF del 2003 y lo ganaron, se encontraban en la escuela en la que tomaban clases. Aprovechando la hora libre que tenían, Josué y Jorge se pusieron a jugar, en el pasillo que se encuentra afuera de su salón, un pequeño duelo de cartas de Yu-Gi-Oh! Erik sólo les observaba. En el rostro de Josué se podía notar algo de inquietud. Sus ojos parecían ver algo que no estaba enfrente de él.

-Josué, es tu turno.- se escuchó la voz de Jorge, un joven de no más de dieciséis años, quien se encontraba jugando un duelo de cartas con su amigo Josué- ¡Josué!
-¿Qué?- preguntó, como si se encontrara viendo una visión.
-Está ido, déjalo.- agregó Erik, amigo de ambos; su edad oscila entre los diecisiete y dieciocho años.
-Ya ni porque va perdiendo el duelo.
-Bueno, bueno, ya. Terminaré esto de una manera rápida y sencilla.- dijo, activando una carta mágica en el juego- Ésta carta es el Revestimiento de oro, con ella, todos mis monstruos que tengan en su nombre la palabra Soldier aumentarán sus puntos de ataque y defensa en cinco mil. Con un solo ataque de mi Black Luster Soldier, quedas hecho pomada.- dijo, ganando fácilmente el duelo que Jorge y él sostenían.
-¿Cinco mil puntos de ataque y de defensa? No te la jales, eso debe de cobrarte algo para que la carta siga en juego.- reclamó Jorge.
-No se la jaló,- interrumpió Erik- ¡se la arrancó!
-Eh… si, como tú digas Erik. La carta te quita mil puntos de vida por turno.
-Me ganaste con todas las de la ley. Espero poder comprarme, un día de estos, una de ésas cartitas para poder ganarte.
-Ni te emociones, ya que su tiraje se redujo a cuatro. Con lo que sólo hay cuatro en el mundo, y dos de ellas las posee un amigo, que es campeón nacional e internacional del juego. Y adivina quién tiene las otras dos.
-¡Eso es trampa! ¡Yo también quiero una de esas!
-Si ganamos el torneo KOF de éste año, con gusto de regalaré una.
-Hablando del KOF, ¿quiénes participarán ésta vez?- preguntó Erik.
-No tengo idea. Pero estoy seguro de que él volverá a participar. Tenemos deudas pendientes, en especial tú, ¿no Erik?
-Si, ése maldito me las debe.
-¿Por qué hablan así de Ash?- preguntó inocentemente Jorge.
-Porque seguramente ésa persona les traicionó o les hizo algo atroz, ¿me equivoco?- se escuchó la voz de un sujeto encapuchado, quien se encontraba al otro extremo del pasillo.
-¿Quién eres?- preguntó agresivamente Erik.
-Su presencia… es poderosa.- dijo Jorge, algo alarmante.
-Y no creo que sólo tenga una presencia poderosa. ¿Qué es lo que quieres, fuereño?
-Lo que quiero es tu cabeza, Josué. Campeón del torneo The King of Fighters.
-¿Sabes cuántas personas vienen a Josué a diario para pedirle lo mismo?- dijo en un tono algo burlón Erik, en respuesta al reto del misterioso encapuchado- Será mejor que te marches si es que no quieres terminar con una o dos costillas rotas.
-No lo creo. Quienes podrían terminar así serán ustedes, si es que siguen interfiriendo con la tarea que se me impuso.
-Bueno, bueno.- interrumpió Josué- Si tanto deseas pelear contra mí y perder, pelearás contra mí y perderás. Pero eso si, te advierto una cosa… soy algo piadoso con los enemigos que quieren eliminarme y prefiero dejarlos con vida.
-Que bondadoso eres.- corrió hacia Josué rápidamente, dándole un poderoso gancho en el estómago, el cual le sacó el aire y lo dejó tendido en el suelo- Pero yo estoy hablando muy en serio cuando dije que vendría a quitarte tu cabeza.
-Vaya,- dijo Josué, levantándose dificultosamente, mientras limpiaba el pequeño hilo de sangre que escurría de su boca- nunca antes alguien me había golpeado con tanta fuerza para iniciar un combate. Entonces… si quieres mi cabeza, ¡ven por ella!- le dio un fuerte golpe en el rostro al encapuchado, haciéndole derrapar tres metros.
-Josué, no te excedas. Recuerda que las demás personas saldrán heridas si peleas con todo tu potencial.- le recordó Jorge.
-No te preocupes, Jorge.- dijo Erik- Josué está consciente de ello. Aparte, él no es capaz de utilizar todo su poder en una pelea. Le da pavor el solo hecho de pensar en matar a alguien.

La pelea entre Josué y el misterioso encapuchado comenzó agresivamente. Ambos lanzaban golpes y patadas, combinaciones prácticamente perfectas y sin aperturas, pero parecía que Josué tenía cierta desventaja sobre su oponente, mostrando señas de fatiga. Aprovechando una mínima apertura en la defensa de Josué, el encapuchado logró darle un potente golpe en el rostro, para después sujetarlo del mismo y azotarlo bruscamente contra el suelo. Con su oponente sometido, soltó dos poderosos puñetazos en el estómago del mismo, haciendo estremecer el suelo por el impacto de sus puños.

-¡Su poder es mayor al nuestro!- dijo algo espantado Jorge, al ver como sometían a su amigo con suma facilidad.
-Vamos, Jorge. Estás hablando de nosotros. Quien está peleando es Josué, el hombre que puede hacer hasta lo imposible con sólo desearlo.- trató de animar las cosas- Lo que más me preocupa, y seguramente tú también lo presentiste… es que unas presencias poderosas se encuentran acercándose al lugar. Y seguramente tendremos que pelear contra las personas que poseen ése tremendo poder.
-Si… de hecho, acabo de percatarme de ésas presencias.
-¡Ahora morirás!- gritó el encapuchado, alzando a Josué sobre su cabeza, para después arrojarlo contra un pilar del pasillo.

Acto seguido, el misterioso hombre comenzó a golpear a Josué con suma velocidad y fuerza en el estómago, para después dejarlo tendido en el suelo, aparentemente derrotado. El encapuchado, creyendo que había matado a Josué, se dio la media vuelta y se dispuso a pelear en contra de Erik y Jorge, quienes ya estaban en una postura defensiva. Antes de que pudiera llegar donde sus amigos, Josué se había levantado, arrojándole una bola de fuego a su oponente, la cual le impactó en la espalda.

-¿Sigues con vida? Parece que eres muy orgulloso como para perder contra alguien como yo.- dijo, sacudiendo del polvo sus ropas.
-Es que no se vería bien para mi imagen. Imagina, que el campeón del famoso torneo mundialmente conocido KOF haya perdido contra un completo desconocido.
-No creo ser un completo desconocido. De hecho, tienes un vínculo especial conmigo.
-Y tú tienes un vínculo especial con nosotros.- se escuchó una voz ecosa, para después poder observarse ocho resplandecientes brillos dorados.

Rápidamente, ocho hombres revestidos con armaduras doradas representantes de signos zodiacales, aparecieron en el pasillo de la escuela de Josué. La llegada de los hombres sólo empeoraría la situación para Josué y sus amigos.

-Ustedes… ¿a qué han venido?- reclamó el encapuchado.
-Simple, hemos venido aquí para matar a aquel que se hace llamar Josué.
-¿Por qué tendré tantos admiradores?- preguntó Josué, en un tono burlón.
-No lo tomes personal.
-En fin… supongo que ustedes son de los doce famosos caballeros de Athena… los caballeros dorados, si no me equivoco.- al término de sus palabras, los rostros de los ocho hombres con armadura quedaron totalmente atónitos- No tienen que responderme, con sólo ver su expresión han contestado mi pregunta. Seguramente se preguntarán por qué sé esto… y es sencillo, mi primer maestro fue uno de ustedes.
-Supimos de eso,- dijo el hombre que representaba el signo zodiacal de Virgo- que uno de nosotros entrenó a un chiquillo con potencial. No suponíamos que fueses tú. De cualquier forma, nosotros estamos en un encargo, y tenemos que realizarlo. Se quien sea.
-Aunque será una lástima exterminar al alumno de uno de nosotros.- agregó el hombre representante del signo de Leo.
-No hay que tomarlo tan mal,- agregó el representante de Escorpio- también nos podremos deshacer del traidor.
-¿Deshacerme de mí?- dijo algo indignado el encapuchado- Ustedes están bien mal. No podrán hacerme un rasguño, ni aunque se esfuercen.
-Cuando éste sujeto dijo que tenía un vínculo con Josué, no creía que éste fuera el tener las mismas frases igual de sangronas.- dijo Jorge, quien escuchó todo.
-Pensaste lo mismo que yo… y eso me asusta.
-A mí también compa, a mí también.
-Entonces,- dijo Josué- parece que tenemos enemigos en común. ¿Qué dices si…?
-Si. Nosotros solos no somos rivales para ellos juntos, pero podremos darles su merecido.
-Genial, no me dejaste terminar lo que tenía que decir. Me molesta mucho que las personas me interrumpan.- tomó una postura de pelea ofensiva.
-Será mejor que no te molestes,- dijo el caballero representante del signo de Aries- ya que de esa manera, nunca podrás darnos aunque sea un golpe.
-Con un golpe me basta.- corrió precipitadamente hacia el caballero de Aries.
-¡Crystal Wall!- gritó, extendiendo ambos brazos en el aire, creando un potente muro de energía transparente enfrente de él.

Como resultado, Josué chocó contra la pared que el caballero dorado de Aries había creado, el cual le mandó directamente contra el suelo. La pared de cristal le regresó con la misma fuerza con la que iba. Josué se levantó, y sacudió sus ropas, para después dirigir su mirada hacia Erik y Jorge, quienes estaban justo detrás del encapuchado misterioso.

-Será mejor que metan a todas las personas a sus salones. Esto seguramente dolerá.
-¿Por qué dices eso?- preguntó Jorge.
-Hagámosle caso. Si quiere que todos se encuentren resguardados en sus salones, será por algo, ¿no crees?- agregó Erik, mientras volteaba su mirada hacia las personas que se encontraban cerca, quienes se metieron rápidamente a los salones que les quedaran cercanos- Ésta vez, Josué peleará en serio…
-Y no quiere que algún tercero salga herido.- completó Jorge las palabras de su amigo.
-Exacto.
-Bien, peleemos entonces. Muchacho, recuerda que su poder es sorprendente, así que no los vuelvas a tomar tan a la ligera.- dijo el encapuchado, tomando una postura ofensiva.
-Lo recordaré, anciano, lo recordaré.
-Así que Josué al fin peleará con todo su poder.- se dijo para sí mismo Juvenal, un compañero de clases de Josué- Al fin podré conocer a aquel tiene la capacidad de matar a los dragones con sus manos desnudas.

Una gran pelea está a punto de comenzar. Josué tuvo que aliar fuerzas con un completo desconocido, quien al parecer es más poderoso que él. ¿Podrán ambos derrotar a los ocho caballeros dorados que les retaron?

Y éste es el primer capítulo. Si vieran como fue el primer capítulo piloto y lo compararan con éste... realmente pensarían que en ése entonces estaba fumado y sólo escribía por escribir.

Definitivamente

Nunca tendré una novia para sufrir tanto.
Bueno, no, realmente no. La idea de quedarme solo me carcome a cada segundo y eso es lo que me haría imposible el no tener novia... a menos de que vuelva a ser un ser frío y, cof... demasiado debraye sobre el pasado.
En fin, el caso es que, ¿vale la pena tanto sufrir por alguien que al final de cuentas terminará mofándose de tus sentimientos o te pedirá perdón de la manera más estúpida posible, viendo que se portó arrogante?
Yo creo que no.
¿A qué viene todo esto? Sencillo. Ayer, mientras trabajaba en la taquilla, un morrillo happy punk (de no más de quince años) llegó acompañado de una chava (también, de no más de quince años). Iban a comprar boletos para Niñas Mal, si no me equivoco. De repente, un grupo de más happy punks pasan (dos morrillos y dos morrillas) y una de las morrillas se acerca al wey y comienza a gritalre de cosas. Como estaban siendo atendidos por Beto, no me inmute mucho, yo tenía que atender. Ya hasta que se fueron le pregunté qué pasó y me respondió que el morrillo en cuestión tenía dos novias (me pregunto cómo le hará... yo no tengo ni una y él tenía dos). Se armaron de palabras las morras y creo que quedaron en un acuerdo. Mientras, el wey compró un boleto para la función, y se sentó a esperar. Tenía la cara awitada (como debe de ser... le cayeron en la movida). En fin, después llegan las mismas morrillas, empiezan a hacerse de más palabras, llegan dos chavas a la taquilla pidiéndonos el dinero. Lamentablemente, no podemos darlo, así que... se jodió ése boleto. Como sea, antes de que las chavas se fueran resignadas al saber que no se les devolvería el dinero (que seguramente era de una de las novias de ése cabrón), escuché unos gritos. Las chavas salieron corriendo y escuché que se estaban peleando.
¿Qué hice? Corrí tras de ellas y los separé. Me sorprende como es que habiendo tanta gente ahí, y aún tantos chavos de Staff... sólo dos weyes nos dispusimos a separarlos.
Como sea, el pobre weon ya estaba llorando y no sé cómo terminó todo. Sólo sé que, al no saber bien que onda con sus sentimientos, terminó lastimando a dos personas, y él terminó peor que nadie.
Y no sólo eso. Hoy salgo de la clase de química, y me encuentro con una de las personas que puede ser de las más detestables e insensibles de éste mundo. Marcos, un antiguo compañero de la preparatoria, e incluso podría decir que mi amigo, pero en estos momentos, a quienes más necesito (mis amigos)... no están aquí. Ehem, debrayé de nuevo. Marcos se encontraba llorando.
Su novia lo cortó. Lo único que pude hacer, fue, de la manera más fría e insensible que pudiera pensar, decirle que las cosas pasan por algo. Ha estado en peores y ha salido adelante. Pidiéndole que no siguiera llorando, me fui y llegué a mi casa.
Ahora me doy cuenta que el "amor" es algo tan punzo cortante que puede provocar rencillas entre los que alguna vez fueron amigos (los happy punks), y hasta puede conmover a quien sencillamente no podía llorar (Marcos).
Definitivamente, no quiero sufrir así. Lamentablemente... lo haré, si es que no quiero volver a ser quien solía ser.

miércoles, marzo 14, 2007

El diario de un par de guerreros

Bueno, llegó la hora. Al fin publicaré (además de publicarlo en mi space) el fic El diario de un par de guerreros. No, no lo he terminado de editar. En sí, voy en el capítulo treinta y cinco (osea que me falta un chingamadral para terminar) de editarlo. Pero bueno... me daré prisa en editarlo, claro, si alguien se anima a leerlo xD.
Y bueno, como es costumbre mía al publicar éste fic, siempre pregunto, ¿alguien quiere entrar? Si la respuesta es sí, tendrían que dejarme un pequeño perfil para que su personaje sea más personalizado.

Nombre con apellidos: Cualquier nombre que se les ocurra para su personaje. De preferencia con apellidos.
Apodo (s): Para que el personaje sea más como ustedes.
Edad: La que ustedes tengan o cualquiera.
Estatura: Igual que arriba.
Color de pelo: Ídem de arriba.
Color de ojos: También.
Cosas más importantes: Objetos a los que tengan un cierto cariño. Pueden o no responder éste campo.
Hobbies: Pasatiempos que tengan. Pueden o no responder éste campo.
Cosa que más odian: Lo que más detesten de éste mundo. Pueden o no responder éste campo.

Y eso sería todo. Bueno... ¿qué más les digo antes de ponerles el prólogo? Si... odio a una persona más: Alfredo, un wey de mi cine. Me tilda de ratero. Maldita sea, todavía ni salgo de una y me meten en otra.
En fin... (más que odio, les tengo lástima a esas tres personas).

Prólogo

Vengan niños, les contaré una historia muy bonita.
Todas las historias tienen un principio parecido. La del lugar de donde yo provengo comienza con una terrible pelea entre el Black Luster Soldier; Envoy of the Beginning y el Chaos Emperor Dragon; Envoy of the End. Ambos pelearon arduamente durante más de trescientos días. El término de su pelea dio como resultado el nacimiento de Elibe, un hermoso y florido lugar, yaciente en la dimensión que Noyear creó. El Black Luster Soldier; Envoy of the Beginning, ser de un poder supremo, supo desde un principio que la maldad volvería, no sólo por parte del Chaos Emperor Dragon; Envoy of the End, si no también a las otras dimensiones. Éste se esparciría rápidamente y destruiría todo a su paso. Con eso, el Black Luster Soldier escondió, en las tierras de Elibe, su poderosa armadura, al igual que su espada, esperando la llegada del heredero de su poder.
Después de eso, los dragones y humanos vivieron armoniosamente en las tierras de Elibe, en un lugar llamado Arcadia. La felicidad les resguardaría por bastantes años, hasta que Nergal, un hombre de oscuras ambiciones, intentó tomar el control de los dragones. Gracias a ello, Athos y otros siete poderosos hombres se unieron para pelear en contra de los dragones que Nergal manipuló. Ésa cruenta batalla fue conocida como la Escoria, la cual dejó sellados a los dragones en la Dragon’s Gate, donde esperarían pacientemente que ésta se abriera una vez más para poder tomar venganza sobre los que les encerraron.
Años más tarde, un hombre llamado Josué, salvaría a Elibe de la destrucción que le esperaba. No sólo a Elibe, si no a las demás dimensiones, y a todo el universo.

Su historia comienza en un día de invierno…

Y con eso... empezaré a publicar la historia. Espero les agrade leerla tanto como a mí me gustó escribirla.

martes, marzo 13, 2007

El significado de un Súper Héroe

Si, si, me demoré. Pero tenía hueva, cansancio, estrés, prolemas mentales... aunque ayer una chava me alegró el día. Apenas y la conozco pero de igual forma me hizo sentir... mejor O_O (y eso es raro), digo... fue normal su reacción cuando le dije que le compraría unos boletos para un concierto... pero no sé por qué me hizo sentir... mejor.
Bueno, les dejaré el capítulo final de Gary Kusanagi vs Superman. No sin antes decirles unas tres cosas:

  1. Linkhare, no tengo internet en mi Wii. Me da hueva leer el instructivo, y como no tengo internet inalámbrico (léase módem de banca ancha e inalámbrico), no tengo internet en el Wii... aún. Después tendré.
  2. Si me siento mal conmigo mismo es, principalmente, porque personas en las que confiaba me fallaron. Simplemente me desvoronaron los principios que tenía sobre esas personas. Aparte, ya les dije. Según lo que yo pienso, se siente mejor estar triste que estar feliz.
  3. Odio a mi hermano, se llevó el Wii a la casa de su novia.
  4. Bonus: Odio a la novia de mi hermano. Si, Geraldine, te odio. Te contradices en todo, hasta en tu jodido blog.
Ya con eso aclarado, los deleitaré (o aburriré) con el capítulo final:

Capítulo cuatro.- El significado de un Súper Héroe

-¡Prepárense!- Josué corrió rápidamente hacia Batman, pero la débil voz de Superman le detuvo su carrera, provocando que las serpientes que tenía en su fuego se desvanecieran rápidamente en el aire.
-Alto… te dije… que yo pelearía contigo.- se levantó lentamente, quedando con las piernas dobladas y teniendo que respirar con la boca para tomar aliento.
-Vaya, parece que Superman quiere terminar lo que empezó. ¿No te das cuenta que no puedes ni siquiera tocarme estando así?
-No te confíes demasiado,- agregó Batman- uno nunca sabe lo que él puede hacer hasta que lo ve en acción. Siempre da sorpresas, que a veces no son muy gratas.
-¿Quieres decir que aún estando en ése estado tan decadente puede darme una buena pelea? ¡Muero de ganar por ver eso!- corrió hacia Superman, quien le esperaba tranquilamente.

Josué lanzó un potente puñetazo hacia el estómago de Superman, quien, con facilidad, lo detuvo con ambas manos. Josué se sorprendió de eso, con lo que dio un pequeño salto hacia atrás, para después prender una pequeña llama en su puño derecho, dar una pequeña carrera y lanzarle un gancho hacia el hígado con su puño en flamas. Nuevamente, Superman detuvo el ataque de Josué, pero ésta vez contraatacó con un potente cabezazo, tumbando de lleno a Josué. Con su oponente en el suelo, Superman comenzó a pisotearlo, hasta que Josué pudiera librarse de los continuos ataques de su oponente, dando una voltereta hacia atrás, seguida de un salto, para tener una mejor posición de la pelea.

-Demonios, eres bueno. Veo que has estado ahorrando tus verdaderas fuerzas para un momento como éste. Me pregunto si sabrías que yo podía hacerte eso.
-Te lo dije. Tú no podrás ganarme.- tomó una postura defensiva.
-No sabía que tú supieras alguna arte marcial.
-Hay cosas que no sabes de mí. Ni siquiera al leer los cómics que hagan de mí en tu mundo.
-Eso dices.- corrió hacia Superman.

Antes de llegar donde Superman, Josué rápidamente desapareció en el aire, apareciendo detrás de éste, para darle una patada entre las piernas, provocando que Superman perdiera el balance y cayera. Antes de tocar el suelo, fue sostenido del rostro por Josué, para ser arrojado contra la pared de un edificio. Josué corrió hacia Superman para darle una y otra vez sus combinaciones letales que aprendió con los Kusanagi. Ninguna de ellas tuvo efecto con Superman, quien podía evitarlas y bloquearlas todas. Los demás miembros de la JLA sólo observaban como su líder se disputaba una feroz batalla contra un enemigo inter-dimensional, estando la situación bastante pareja.

-Si desde un principio hubieras peleado en serio… creo que el que estaría jadeando sería yo.- dijo Josué, preparándose para el próximo ataque de su adversario.
-No estarías jadeando. Estarías suplicando.- corrió hacia Josué, desapareciendo y apareciendo en el aire.

Poco a poco los poderes de Superman volvían a éste, con lo que empezó a ganar una cierta ventaja sobre Josué, quien optó por sólo defenderse de los ataques que el hombre de acero le lanzaba. Lanzando un frenesí de golpes, Superman logró acorralar a Josué, dejándolo contra la pared. Utilizando una pequeña oportunidad que Josué logro ver al encontrar un pequeño lapso de tiempo entre golpe y golpe, él logró tomar el brazo de Superman para después dar una vuelta y azotarlo contra la pared contra la que estaba aprisionado hace unos instantes. Con eso, Josué comenzó a golpear a Superman, juntando una gran cantidad de fuego en su brazo derecho, creándose una enorme serpiente de fuego. Habiendo dado un golpe certero en los riñones de Superman, el cual le sacó el aire, Josué dio un salto hacia atrás, para después arrojar su poderosa serpiente de fuego. Al chocar contra la espalda de Superman se alzó una nube de polvo, y, al disiparse, se podía observar a Superman de pie, con su traje totalmente desgarrado, rasguños y graves heridas por todo el cuerpo. Superman se dio la vuelta, pero, pocos segundos después, cayó arrodillado ante Josué, quien aparentemente ganó la pelea.
Quedando totalmente exhausto, Josué se tendió sobre el suelo, respirando agitadamente.

-Parece… que al fin… te gané…- dijo Josué, respirando con mucha dificultad.
-Parece…- dijo Superman.

Al término de las palabras de ambos peleadores, el edificio contra el cual chocó Superman por el poder de Josué comenzó a colapsarse, dándoles poco tiempo para actuar. Rápidamente, Superman se levantó y comenzó a sostener el edificio, pidiéndole ayuda a Josué para evitar que se desboronara sobre ellos.

-¡¿Cómo puedo ayudarte?! ¡Tú eres el súper héroe!
-¡No… es cierto!- dijo Superman, sosteniendo con dificultades al edificio- ¡Sé… que tú también… eres uno!
-Eso fue pasado.- dijo con melancolía- Sólo éramos niños y queríamos jugar a salvar al mundo. Nunca supimos que no era seguro hasta que pagamos el precio con la vida de uno de nuestros amigos.- cerró su puño y lo vio con rencor.
-¡A veces… hay que sacrificar vidas para salvar otras! ¡Intentaste hacer lo correcto! ¡No tienes porque culparte por un error que tuviste ayer! ¡Aprende de él!
-Pero…
-¡¿Vas a permitir que más gente muera?!
-Tienes razón… ¡te ayudaré!

Josué dio un salto hasta llegar donde Superman se encontraba. Al ver las grietas del edificio, con su poder de fuego comenzó a soldarlas rápidamente, lo cual hizo que el edificio se desplomara con menor velocidad. Aprovechando eso, la JLA desalojó el edificio, el cual quedó reducido a escombros segundos después de que la última persona saliera del mismo.

Acto seguido, un portal inter-dimensional se abrió ante los ojos de todos.

-Creo que ya te marchas.- dijo Superman, estirando la mano hacia Josué.
-Supongo que si. Ya veo el por qué tuve que venir aquí. Tengo que recordar que soy un súper héroe para mi mundo. Salvaré, no sólo a mi mundo, de la destrucción.- estrechó fuertemente la mano de Superman- Aunque me sigo preguntando porque te comportaste un tanto arrogante.- entró al portal, el cual se cerró inmediatamente.
-Si, tiene razón,- dijo Batman- normalmente yo soy el arrogante.

sábado, marzo 10, 2007

Un poco de esto, un poco de lo otro

Primero. Tengo un Wii. No es la octava maravilla del mundo. Ni lo es el 360 o el PS3, pero el Wii es el más familiar. Hasta mi mamá ha jugado Dragon Ball. Dudo que en un 360 o en un PS3 pueda jugar algo con tanta combinación de botones culeros. A mí a veces me cuesta trabajo... por ejemplo, ¿han jugado Marvel vs Capcom 2?
A la verga al presionar tanto botón, hasta artirtis da.
Como sea, es una consola rápida, eficiente y cubre mis espectativas.
Segunda cosa. Supuestamente hoy mis abogados escribieron mi declaración. Como son mis tíos y a uno le dije mal las cosas (por andar enfermo y adormilado), no sé cómo quedó. Tendré que hablar con ellos.
Tercera cosa. Siento un vacío por dentro, ¿por qué? No lo sé. Lo he sentido cada vez más grande con el paso del tiempo. Las cosas parecen no tener solución, a quienes les tenía confianza ya no les tengo tanta, amigos de antaño se han distanciado por equis o ye razones... y bueno... no he tenido tiempo de comprar cómics. Mi dinero lo he utilizado en saldar unas deudas.
También... un día los de Cinemex fuimos a Xochimilco como a eso de las cinco de la mañana. Adivinen quién se cayó de una trajinera.
Si, yo.
Sabrán que no tomé nada. Fue puro cansancio y estrés de saber que al día siguiente habría junta. Tan mal me fue el darme ése chapusón... que antier me dieron síntomas de enfermedad loca (gripe). Mi celular se descompuso, y para mi mala suerte, mi mamá no quiere llevarlo a reparar.
Siento que cada vez me siento inferior... y, como me dijo un buen amigo por correo, trato de hacer sentir bien a los demás... pero, ¿qué hay de mí?
Sé que cuento con el apoyo de varios de ustedes... pero, realmente, ¿qué hay de mí?
¿Por qué aparento ser feliz y tengo éste vacío por dentro? ¿Por qué tengo que recurrir a sacar correos del CAI para intentar "buscar una novia"?
¿Eso es desesperación?
Chansón y si.
En fin. Tengo una cicatriz en el hombro. Tal vez me pegué cuando me caí de la trajinera. Se ve cool. El jueves compraré Marvel Ultimate Aliance. Me han dicho que es bueno y también que es malo. Yo digo que en gustos se rompen géneros.
Y... hoy quise llorar. No sé por qué. Y no es porque me "hayan faltado 2000 pesos" (que digo yo que no me faltaron... y si me faltaron, hoy habrá sido mi último día), si no porque me llegó el sentimiento.
En fin. El lunes les pongo el capítulo final de Gary vs Superman, y por ahí del martes en adelante el primer capítulo de El diario de un par de guerreros.
Sólo una petición (ya que no sé dibujar muy bien), ¿quién, que sepa dibujar bien, me podría hacer un dibujo? Las especificaciones se las digo por MSN.
En fin... gracias a cualquiera que lea esto.

viernes, marzo 02, 2007

Y esto es el comienzo del fin

Han pasado ya varios días y no tengo noticia alguna de lo que pasó hace ya una semana.
Me siento un poco más relax y calmado, ya que sé que todo saldrá bien a nuestro favor.
Eso si, les quiero dar las gracias a quienes me dieron su apoyo.
Bueno, pasando a algo más nice... les tengo dos noticias.
El último capítulo de Superman vs Gary Kusanagi lo publicaré pronto (cuando descanse... el trabajo, aunque ahora ya me es poco... sigue siendo "heavy"), y... les tengo una pregunta a mis (pocos y fieles) lectores... ¿les gustaría leer El diario de un par de guerreros, versión editada o las dos historias que están antes y después de la misma? (que serían Las aventuras de Josué y Los hijos del guerrero).
Ok, ok, creo que no me di a entender... porque ni yo mismo entendí lo que acabo de escribir.
Tengo planeado publicar, aquí "El diario de un par de guerreros" (aún no lo termino de editar, pero si tengo una presión para hacerlo, lo hago más rápido de lo que lo he estado haciendo), pero... no sé si quisieran leer primero la historia que va detrás que tiene por título "Las aventuras de Josué" (que se centra mucho en Josué) o leer lo que le sigue a "El diario de un par de guerreros", que se titula "Los hijos del guerrero" (que se centra en los hijos de los personajes principales de la precuela).
Es fácil que rápido decidan por "Las aventuras de Josué", pero no se presionen. Escribí primero "El diario de un par de guerreros". Estas tres historias, aunque van entrelazadas, se pueden leer sin tener que leer la anterior, y no se pierde ni el hilo ni la coherencia.
Les pido de favor que escojan una de las tres historias. Les debo de recordar que Las aventuras de Josué es una historia sumamente corta a comparación de El diario de un par de guerreros, y, éste, a su vez, se equipara en cuanto a capítulos y cantidad con su secuela, Los hijos del guerrero.

  Caja Quejona



Nick's: Green Kusanagi, Mango, Kusamango,

Nombre real: Josué Gregorio Martínez Magliocca
Edad: 20 añotes
Ocupación: Estudiante y esclavo
Pasatiempo: Amigos,
Msn,
escribir y ésas weas.
 


Blogs y Flogs, mejores que mi blog ~

Cosas por hacer y Terminar...

  • Completar edición de fic "El diario de un par de guerreros"
  • Terminar de editar el fic
  • Retar a TJW en KOF y comprarle sus llaveros
  • Jugar al KOF con TJW y darle los llaveros que le dije
  • Viajar a Linares
  • Ir a Linares, Nuevo León, para patearle al Edgar su sucio trasero xD
  • Nunca crecer
  • No madurar y amargarme. El crecer hace que la gente sólo se amargue y pierda lo importante de vivir: Las risas. Así que, nunca creceré xD
  • Hacer un manga
  • Realizar unos dibujos estilo manga con secuencia, en lugar de escribir sólo las historias (gracias Oscar por darme la idea xD)
  • Terminar preparatoria
  • Pasar Química IV Área I
  • Entrar a CU.
  • Entrar al campus Ciudad Universitaria en la carrera que escogí
Links más útiles que la vida misma

Botoncitos
Copyright