<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36720346\x26blogName\x3dMango\x27s+Land\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://garykusanagi.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://garykusanagi.blogspot.com/\x26vt\x3d-4308138050899117835', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

sábado, febrero 24, 2007

Eso es estar como el Joker

Era ya de noche. A benjamín y a mí nos remitieron al Miniseterio Público (en la delegación Cuauhtémoc), por "haber hurtado" unos chocolates.
Como siempre, los policías querían sacar provecho de la situación y le plantaron algo a Benjamín en su mochila (quiero creer que se lo plantaron, quiero creerlo y que no lo tomó...). En sí, ellos estaban decidiéndose si remitirnos o no, sólo por unos chocolates.
Quiero pensar que nos iban a pedir, a lo mucho, los 170 pesos que llevábamos en la bolsa. Pero siempre hay gente que ambisiona más que eso.
Igual, y eran cuatro patrullas, con dos policías por cada patrulla.
Nos llevaron hasta afuera de un 7 Eleven. Ahí nos tomaron unas fotos, y la chica de seguridad de la tienda en donde delinquimos quería que nos remitieran ya.
A huevo que quería su dinero.
Al llegar ahí, no nos dejaron hacer nada. Nos mantuvieron contra una pared, y así estuvimos durante unas dos horas, más o menos. Por un momento pensaba que esto iba a terminar mal, y que yo estaría tras las rejas del Reclusorio... pero por suerte no pasó eso.
Pasó mucho tiempo para que nos llevaran donde el Ministerio Público. Estaba algo ofuscad. Pero entre Benjamín y yo dijimos ya lo que pudimos "recordar"... tratando de no embarrarnos más. Eso si... el Ministerio Público siempre nos confundió y pensó que Benjamín era el mayor de edad.
En fin... como una hora después (o dos, ya ni supe, el tiempo ahí dentro se pasa muy lento, uno pierde la noción del mismo), nos dijeron que nos quedaríamos en galeras (que es lo mismo, tras las rejas). Aunque sabían que Benjamín era menor de edad, no siguieron el "procedimiento" y nos metieron a los dos en la jaula. Eso se vio... extraño, a mi forma de ver.
En aquel lugar conocí a todo tipo de delincuente.
Desde a un golpea mujeres que vende drogas, a unos asesinos, un cuida autos inculpado de un robo de auto estereos, a unos valets que fueron inculpados de un robo de auto... a todo tipo de gente.
La espera y la desesperación ahí es terrible.
Y más porque a mí no me dejaron ver nunca a mi mamá ni a mi papá.
Todo estuvo confuso, enrredado y manipulado por los judiciales, las del Sanborns... por todos. Me querían chingar... sólo por confundirme con Benjamín.
Al final de cuentas, pude salir, y ver la luz otra vez más.
Las esperanzas las tenía por los suelos... pero... nunca hay que perder la fe. Eso fue lo que me dijo el señor José, quien fue inculpado del robo de un auto estéreo.
Vi tanta atrocidad que no me atrevería a contar.
Pero... ahora me pregunto... ¿quién realmente pertenece adentro y quién pertenece afuera de aquel lugar?
Cuando regresé a mi casa, después de escuchar todo lo que mi familia tenía que decirme, después de contarles lo que sucedió... leí el cómic de Arkham Asylum...
Me pregunto si realmente yo soy como el Joker... (los que hayan leído el cómic y/o conozcan al personaje, entenderán por qué digo esto).
En fin... todavía tengo que declarar otra vez.
Ésta vez, los del Sanborns de irán a la chingada.

martes, febrero 20, 2007

Te protegeré porque te amo.

Hoy no les pondré el último capítulo. ¿Por qué? Se me hincharon las bolas y tengo la odiosa necesidad de hablarles de una serie que a Gran Miauko le ha de fascinar para tener ése nick.
Si, hablo de Tsubasa Reservoir Crhonicles, o lo que se resume a TRC. Una serie muy rara y bizarra de CLAMP... pero, ¿qué pueden esperar de los de CLAMP, quienes nos han cautivado con X-1999, Magic Knight Rayert, Chobits, Card Captors Sakura y demás series que están por demás de la imaginación imaginativa del ser humano?
¿Y por qué digo que es rara y bizarra al estilo CLAMP? Simple, es un crossover de todas sus historias. Es algo así como un Kingdom Hearts, que es crossover de Disney y los Final Fantasy... pero éste es con los de CLAMP, teniendo de personajes principales a Shaoran y Sakura (de CCS), y a otros dos colados... Kurogane y Fye (no sé de dónde sean, y no me interesa xD).
OK, ¿cómo comienza?
Todo es felicidad y paz en un reino de una dimensión distante, llamado Clow (original el nombrecito para tener a esos principales). Shaoran se encuentra descubriendo cosas en unas ruinas del lugar... cosas que cambiarán el destino de todos.
Sakura, la princesa del reino, siente un amor hacia Shaoran, pero no puede encontrar el momento idóneo para revelarle sus sentimientos. Como es de esperarse, él también siente algo más que amistad hacia Sakura, pero por su timidez no puede decírselo.
En una noche, las ruinas comienzan a sincronisarse con la energía de Sakura, provocando que ella fuese llamada por las mismas. Shaoran descubrió que las ruinas estaban también por debajo de la superficie, y, al encontrar un cuarto (o sala, qué sé yo) con una energía extraña, repentinamente, entra la princesa Sakura, para "activar" las energías ocultas del lugar.
Con eso, una energía extraña intenta llevarse a Sakura a otro lugar, pero Shaoran le "rescata", provocando que las plumas de la memoria de ella se dispercen por diversos mundos, con lo que comienza el viaje para rescatar la memoria de Sakura. Pero, antes de viajar por los diversos mundos, Shaoran tiene que conocer a Yuuko, la bruja de las dimensiones, quien le ayudará a viajar entre diversas dimensiones (o mundos) para encontrar las presiadas plumas. Al llegar ahí, dos personas más llegan donde ella. Uno de ellos es Fye D. Flowright, un hechicero del reino... er... ahora no lo recuerdo y me da hueva abrir el manga... pero es de un reino raro. Él salió de su reino para evitar encontrarse con el rey Ashuras al despertar éste. Y otro de ellos es Kurorín (Kurogane), quien viene del reino de Japón, siendo mandado por la princesa Tomoyo, quien le mandó a otro mundo para descubrir como ser fuerte sin tener que quitarle la vida a las personas con las que pelea.
Los tres le piden a la bruja de las dimensiones lo mismo, viajar entre muntos. Aunque sea con propósitos distintos (regresar a su pueblo, escapar de su rey o encontrar las plumas de su novia), los tres tienen el mismo deseo, con lo que tienen que pagarle a Yuuko con sus objetos más preciados. Kurogane tiene que entregar su katana plateada, el Dragón de Plata.
Fye un tatuaje de su espalda, sin el cual no puede utilizar su magia.
Y Shaoran, algo que tiene un precio mayor que las cosas de sus acompañantes. Aún cuando Sakura recupere todos sus recuerdos, ella no podrá recordar nada acerca de Shaoran. Él tendrá que entregarle sus recuerdos a Yuuko para comenzar el viaje.
¿Está dispuesto a pagar tal precio para proteger a quien ama de una muerte inminente sin sus recuerdos? Ya que, al no tenerlos, queda como un caparazón vacío, el cual perderá la vida en poco tiempo.
A pesar de que el precio a pagar es demaciado alto, Shaoran, Fye y Kurogane deciden entregar sus preciados objetos (aunque lo que Shaoran no tiene precio), para emprender su viaje.
Es ahí cuando ellos tienen que viajar entre las diversas dimensiones, buscando las plumas de Sakura, para poder cumplir los tres su deseo.
Ésta es una serie divertida. El factor de combinar a todos los personajes de CLAMP le da un cierto toque... así puedes conocer a todos los que no son muy conocidos de ésa compañía xD. Aparte de que tratan de adoptar sus personalidades tal y como les viste en su serie original.
Y quien vio Magic Knight Rayert... no evitará reírse a carcajadas al ver todas las estupideces que Mokona Modoki hace. Y si a eso le sumamos que Fye es bastante... alivianado y creativo (como el hecho de que desde conoció a Kurogane comenzó a ponerle apodos), la serie se hace divertida, pero sin perder el toque sentimental del principio: roteger al ser amado, aún sin que éste no te recuerde.
Altamente recomendado. El arte es bueno. Pero les recomiendo más el manga que el anime. El anime es bastante lento, la voz de Mokona (en japonés) es bien molesta, y por si fuera poco, Fye habla como puñal.
Así que... compren/descarguen el manga. Les gustará más, en serio.

miércoles, febrero 14, 2007

El atalaya de los dioses

Si, sé que no lo he puesto a tiempo y blah, blah.
No he estado de humor, y ayer el poco que tenía se desvaneció.
Así que no me anden reclamando. De cualquier forma, les gustará éste capítulo.
Lo verán, no sin antes la ficha de Kal-L (aunque me equivoqué y es Kal-El, pero ya no importa xD).

Nombre: Clark Kent, Kal-El.
Apodos: Superman.
Edad: 35/40 años.
Estatura: 1.90 metros.
Color de pelo: Negro.
Color de ojos: Azules.
Color de tez: Blanca.
Poderes especiales: Capacidad para volar, visión calorífica, visión de rayos-x, súper velocidad, súper fuerza.
Mejores frases: "¡Por la justicia!"

Ya, ya estuvo.

Capítulo tres.- El atalaya de los dioses

Una enorme nube de polvo se alzó, después de escucharse una potente explosión que colapsó un enorme rascacielos. Afortunadamente, un enigmático encapuchado desalojó a tiempo el edificio, con lo que éste se vino abajo sin terminar con la vida de alguien.
Entre la polvareda, se escuchaban potentes golpes que eran intercambiados entre los dos peleadores. Tres mil, cuatro mil. Sus puños comienzan a sangrar. Cinco mil, seis mil. De repente se detienen para tomar más aire, y la sangre escurre de sus rostros. Siete mil, ocho mil. Sus energías comienzan a agotarse. Nueve mil, diez mil golpes. ¿Qué tanta capacidad tiene el cuerpo de un kryptoniano? ¿Qué tanto puede soportar un humano?

-¿Por qué…? ¿Por qué no te rindes?- preguntó totalmente agitado Superman, encontrándose en una posición totalmente jorobada y jadeando, esperando a que su enemigo atacara, mientras con su puño derecho limpiaba el hilo de sangre que salía de su boca.
-Lo mismo digo.- dijo sonriente, estando en una posición similar a la de su adversario, con una sonrisa en el rostro, para después cambiar su cara a una más seria; era un rostro que no se le había visto en ningún momento de la pelea, para después erguirse y prepararse para atacar nuevamente a su oponente- Cuando recibiste mi Shiki Kamijiri no creía que pudieras seguir de pie, pero veo que te he estado tomando muy a la ligera.
-Lo mismo digo.- comenzó a erguirse, preparándose para el siguiente ataque de su oponente- Pensé que querrías matar a miles de personas, pero no sabía que ellos se encontraban cerca de aquí.
-Te lo dije, sentí sus presencias.
-Realmente tuviste suerte de que Batman evacuara rápidamente el rascacielos que destruiste. Mucha suerte.
-La suerte no existe, al menos no para mí.- desapareció en el aire y apareció rápidamente enfrente de Superman, conectándole un potente puñetazo en el estómago.

Rápidamente, Josué le dio una serie de cinco patadas a Superman, para después darle un gancho en la barbilla, elevándolo unos pocos centímetros en el aire. Aprovechando eso, dio un pequeño salto hacia enfrente, juntó ambas manos y le dio un potente golpe en el rostro, mandándolo contra el suelo, quedando totalmente tendido en el suelo. Josué corrió hacia él mientras en su brazo derecho creaba una enorme serpiente de fuego. Antes de llegar con donde su oponente, éste se había levantado, conectándole una serie de rápidos y eficaces golpes en el estómago, para finalizar con un potente golpe en el esternón, el cual le mandó a volar hasta chocar con un poste de luz, el cual quedó totalmente destrozado al chocar con el cuerpo de Josué. Éste, recargándose aún en el poste, se quitó la chamarra Eckõ de color rojo que su amigo Souji le regaló, colgándola en el poste, preparándose para terminar de una vez por todas con la pelea.

-¿Te despojas de tu chamarra?
-La técnica que realizaré podría quemarla. ¿Cómo me atrevería a ver de nuevo a Souji si le digo que la chamarra que me regaló la quemé al pelear contra el azuloso?
-¿Y crees que podrás ver de nuevo a Souji?- emprendió el vuelo hacia Josué.
-Oh, que si lo haré.- dio un salto hacia enfrente, mientras era rodeado por una extraña energía de color rojo.

Josué sostuvo nuevamente el rostro de Superman, concentrando gran parte de su poder en su brazo derecho, para después hacerlo explotar, desprendiendo una luz de color roja por gran parte de Metrópolis. Después de eso, Josué arrojó el cuerpo rendido de Superman hacia el suelo, mientras se colocaba su chamarra. Al momento de ponérsela, una flecha de color verde pasó cortando el viento, rozando la mejilla derecha de Josué.

-La próxima vez, no fallaré.- se escuchó la voz del arquero que disparó la flecha.
-Oh, Green Archer. Creo que los demás se preparan para pelear, ¿no?- al momento de decir ésas palabras, un lazo de color amarillo rodeó, mientras lentamente se reunían los súper héroes de la JLA- No pueden ver que el azulito caiga al suelo porque luego, luego se me ponen bien locos. Deberían aprender de Batman. Él si es chido…
-Aléjense…- dijo el rendido Superman, estando en el suelo- Yo me encargaré… de derrotarle… cueste lo que cueste…- intentó levantarse, pero le fue en vano.
-Vamos, Clarkie. Ya no puedes hacerme nada. Ya no tienes poderes, por ahora.
-¿Qué acabas de decir?- preguntaron varios súper héroes.
-Me desilusiono de ustedes.- se escuchó una gruesa voz, proveniente de las sombras.
-Batman… así que la presencia poderosa que sentía era la tuya.
-¿Por qué dices eso, murciélago?- preguntó molesto el Hombre Elástico.
-Porque la explosión que ése sujetó hizo no nos afectó a nosotros, ya que era una leve cantidad de radiación roja… pero para Superman…
-Fue letal.- terminó Wonder Woman las palabras de Batman.
-Exacto. Así que sus poderes desaparecieron por unos instantes. Lo mejor será que todos ustedes se retiren, no tendrían oportunidad contra éste sujeto.
-Deben hacerle caso a Wayne.- sonrió psicópatamente, mientras unas enormes llamas rodeaban su cuerpo- Éste será el fin de su JLA y su fortaleza.- se abalanzó hacia todos los miembros de la JLA, formando enormes serpientes de fuego en ambos brazos.

martes, febrero 06, 2007

"¡Temed! Dos titanes colisionan"

Antes de continuar con el segundo capítulo, les pondré la ficha técnica del personaje de Josué (y en el siguiente la de Kal-L... aunque varios la sepan, es obligatoria xD).

Nombre: Josué Gregorio Martínez Magliocca.
Apodos: Black Luster Soldier, Gary Kusanagi, Señor Mango.
Edad física: Ocila entre los 23 y 25 años.
Edad según su registro de nacimiento: 19 años.
Estatura: 1.84 metros.
Color de pelo: Castaño oscuro.
Color de ojos: Cafés oscuros.
Color de Tez: Morena.
Técnicas de combate: Antiguo arte de pelea de Kanon, estilo de pelea antiguo de los Kusanagi y estilo libre.
Poderes especiales: Shiki Orochinagi, Maximus Fin, Sealed Sword.
Mejores frases: "Cuando te vea sonreír, sin importar mis heridas, seré feliz", "El único bien que me haces es recordarme que no soy insensible".

Bien... aquí les dejo el segundo cap.

Capítulo dos.- “¡Temed! Dos titanes colisionan”

-¿A caso escuché que me derrotarías?- se escuchó la voz ecosa de Josué, quien aparentemente no desapareció.
-Si, eso fue lo que dije.
-¿Qué caso tiene pelear contra ti?- apareció enfrente de Superman- ¿Qué caso tiene si sabes que perderás el encuentro?
-Si lo que sé con respecto a ti es cierto, no podré perder.
-Eres algo incoherente, viste que detuve tu poderoso puño de acero con un simple muro de fuego, ¿por qué dices que perderé? ¿Qué es exactamente lo que sabes de mí?
-Perdiste tus memorias.- al escuchar esas palabras, el rostro de Josué tomó una gran expresión sorpresiva, quedando totalmente atónito.
-¡¿Cómo…?! Espera, espera. Es cierto, dijiste que aquí yo soy el personaje ficticio.- cerró los ojos y sonrío malévolamente- Pero… ¿crees que la falta de mis recuerdos será lo suficiente como para que me derrotes? Si tú estuviste un año ausente. Y no es porque hayas querido darte unas vacaciones, eso lo sé mejor que nadie en éste mundo.
-Puede que sepas el por qué me haya retirado por un año, pero tampoco importa mucho en nuestra pelea, ¿o si?
-“Nuestra pelea”, hablas como si ya estuviéramos peleando. Yo no tengo ganas de pelear contra alguien que se siente mucho. Siempre he aborrecido a los presumidos.
-Aquí el único presumido eres tú.
-Entonces… ¿quieres desatar una pelea ínter dimensional? Aún a sabiendas de que esto se hará en una noticia mundial… obviamente, en éste mundo.
-No será la primera pelea ínter dimensional que desate.- sonrió de manera enfermiza.
-Genial.- rápidamente desapareció en el aire y apareció enfrente de Superman, con su puño derecho clavado en el abdomen de éste.
-¡Lo atacó!- gritaron varios- ¡Golpeó a Superman!- dijeron otros más- ¡Llamen a los medios, esto se está poniendo increíble!- se escucharon otras voces.
-Fue un buen golpe,- dijo Superman, sosteniendo el brazo derecho de Josué con ambas manos- ¡pero espero no quieras dañarme con eso!- golpeó el rostro de Josué con su puño izquierdo, arrojando su cuerpo diez metros hacia atrás.

El ataque de Superman provocó que Josué cayera al suelo, alzando un poco de polvo del mismo. Las personas que estaban ahí reunidas comenzaron a alejarse del área de combate, para dejar que ambos titanes desataran sus fuerzas en el campo de batalla, mientras, segundo a segundo, se acumulaban más espectadores, para ver la más sorprendente pelea que sus ojos hayan visto jamás. Josué se levantó con lentitud y calma, mientras su cuerpo desprendía una fina capa de fuego, calentando todo el aire a su alrededor. Superman corrió rápidamente hacia su oponente, pero éste ya le había clavado su puño derecho el rostro, dándole rápidamente un rodilazo en el mismo, para después sujetarlo del rostro y azotarlo bruscamente contra el suelo. Con superman en el suelo, Josué arrojó una enorme serpiente de fuego hacia el abdomen de éste, creándola en su brazo derecho. El impacto de la serpiente de fuego con el estómago de Superman alzó una enorme nube de polvo. Al disiparse ésta, Superman se encontraba golpeando en constantes ocasiones a Josué, quien sólo podía defenderse de la minoría de los ataque de su adversario.
Al encontrar una pequeña apertura en el ataque de Superman, Josué le dio una patada en el estómago, para después darle un codazo en la nariz, aprovechando el momento para dar un enorme salto hacia atrás, tomando un enorme respiro, el cual le ayudó a tener una mejor visibilidad y perspectiva de la pelea. Un hilo de sangre corrió de la boca de Superman, y éste se la limpió con su puño derecho, sonriendo malévolamente.

-Eres bueno, bastante bueno. Justo como te dibujan.
-Tú tampoco eres malo. Pero creo que no pelearé sólo contra ti. Tus amigos… se están reuniendo en éste lugar.
-¿Cómo lo sabes? Ni yo he podido verlos o escucharlos.
-Puedo sentir sus presencias. Se encuentran todavía lejos. Pero llegarán.
-No te preocupes. Ninguno de ellos intervendrá en ésta pelea.
-¿Piensas decirme por qué quieres realizar ésta pelea? ¿O será hasta que me pidas misericordia y estés hincado que lo harás?
-Quien estará en ése estado serás tú, de eso yo me encargaré.
-Vamos, “Clarkie”, tú no le harías eso a alguien. Va en contra de tus principios.
-Tú no sabes nada de mis principios, ¡tú…!- antes de poder terminar su frase, Josué le conectó un poderoso rodillazo en el estómago, provocando que se doblara.
-Eres un tanto parecido a Wayne en esto- le dio un codazo en la espalda, dejándolo tendido en el suelo, para después darle una potente patada en el rostro, salpicándose con la sangre de su adversario- no podrías con el remordimiento si matas a alguien.
-Tal vez tengas razón…- respondió, levantándose rápidamente al darle un gancho en la barbilla a Josué, dejándolo en el suelo- Pero a veces hay que hacer cosas que van en contra de nuestros principios para tener paz, ¿entiendes?- vio con rencor a su oponente, el cual yacía en el suelo.
-¿Dices que tienes que matar a alguien de otra dimensión para obtener paz en tu mundo? ¿Crees que eso traerá paz?- se levantó de un salto, tomando una pose defensiva- Sigo sin entender tu postura… ¿realmente peleas contra mí sólo para salvar la paz… o lo haces porque sabes que soy más fuerte que tú?
-¿Más fuerte? No me hagas reír, ¿quién es el que está jadeando en éste momento?
-Eso es porque tú tienes una ventaja sobre mí. Y esa ventaja es el sol.- volteó un poco su mirada hacia arriba, mirando con un poco de recelo al sol.
-¿Qué piensas hacer? ¿Destruir al sol?
-Eso es tan absurdo que no creía que alguien como tú llegase a decirlo. Lo creería de Flash, pero… vamos, ¿de ti? ¿De Clark…?
-Sabes que no es conveniente revelar mi identidad secreta.- interrumpió a Josué, dándole un poderoso puñetazo en el rostro, mandándolo directamente al suelo.
-Diablos… pensaba que para éstas fechas tu nombre ya se habría revelado ante todos,- se levantó y comenzó a sacudirse el polvo, para después ajustar los guantes que Lyn le obsequió tiempo atrás y desamarrarse la cinta roja que tenía atada en la frente, sosteniéndola en su mano derecha- pero bueno… tienes razón, no debo de interferir con la línea de tiempo de éste lugar.- cerró su puño derecho, creando unas pequeñas y finas flamas alrededor de su cuerpo, consumiendo lentamente la cinta roja de sus manos, para después abalanzarse hacia Superman y golpearlo en el estómago.

Acto seguido, Josué le dio un cabezazo a su oponente en el rostro, provocando que éste se tambaleara un poco y diera unos traspiés hacia atrás. Rápidamente, Josué volvió a darle otro golpe en el estómago, para después rematarlo con su Shiki Orochinagi directo en el rostro, el cual le dejó tendido en el suelo. Josué tomó a Superman del cuello y lo arrojó contra el muro de un edificio, agrietándolo al instante y alzando una enorme nube de polvo. Al disiparse ésta, Superman se encontraba aún recargado sobre los restos de la pared, con una expresión de enfado en su rostro, y unos ojos totalmente rojos, preparados para lanzar rayos caloríficos hacia su oponente, quien se encontraba esperando su ataque, en una posición defensiva y un tanto burlona, lo que hacía enfurecer más a Superman, quien no perdió ni un segundo más para volar hacia Josué y lanzarle sus rayos caloríficos, impactando en el pecho de éste, pero sin hacerle daño alguno, lo que dejó algo atónitos a los espectadores, al igual que a Superman.

-Dijiste que en éste mundo hay una historieta basada en mí, y por lo que me dijiste antes de comenzar la pelea, la has leído, ¿cómo te atreves a atacarme con tu visión calorífica si sabes que yo puedo manejar el arte de pelea de los Kusanagi?- comenzó a burlarse de su oponente, quien se encontraba posicionado detrás suyo.
-Tienes razón, cometí un error grave, pero quería corroborarlo. Tenía que saber si realmente eres tan poderoso como te dibujan, o simplemente el escritor divaga demasiado. Pero sabiendo eso, también he corroborado algo.
-¿Qué tu aliento congelado no servirá contra mí, y sólo tus puños podrán derrotarme?- volteó un poco su mirada hacia Superman, aún dándole la espalda.
-¡Exacto!- voló rápidamente en dirección a Josué.

Antes de que Superman llegara donde él, Josué dio un enorme salto, esquivando el ataque de su adversario fácilmente. Al caer al suelo, Josué corrió hacia Superman, sosteniéndolo del rostro, preparándose para realizar un poderoso ataque.

-¡¿QUÉ INTENTAS HACER?!- gritó preocupado- ¡NO ME DIGAS QUE HARÁS…!
-Si, exactamente eso haré.- sosteniendo el rostro de Superman, dio un salto enorme, dirigiéndose ambos hacia un edificio, mientras eran rodeados por poderosas llamas.
-¡Matarás a miles!

lunes, febrero 05, 2007

Fuego contra acero

Como se los prometí... aunque un poco tarde. Es el primer capítulo de Superman versus Gary Kusanagi.
Pero, para que entiendan bien la historia, tendrán que leer lo que hay publicado de 52 weeks (o al menos saber que Superman se ausentó durante un año) y saber que es lo que pasa en el último capítulo de El diario de un par de guerreros.
Como sé que no sabían ninguna de las dos cosas, y como ya les dije que Superman se ausentó (porque perdió sus poderes), les haré una pequeña sinopsis de lo que trata el capítulo 150 de El diario de un par de guerreros.

Al derrotar a Ansem, Riku decide seguir con su camino, para desaparecer por completo con la oscuridad que tiene en su corazón. El Rey Mickey lo acompaña, para ayudarle en su jornada. Mientras tanto, en el Castillo Oblivion, Sora se encuentra en un sueño recuperador, el cual le hará tener de regreso sus recuerdos. Josué se encuentra frente a frente a Niminé, y, antes de que él le pidiera el favor de abrir un portal a otra dimensión, aparecen los amigos de Josué, con lo que él tiene que pedirle a ella que los lleve de regreso a casa, utilizando sus poderes.

Naminé accede, y todos entran al portal que ella abre, a excepción de Jorge, quien le pregunta a Josué si él entrará al portal o tiene algo más que hacer. Él le responde que irá con ellos cuando tenga que ir. Con esas últimas palabras, Jorge entra al portal, despidiéndose de su amigo y deseándole suerte en su próxima jornada. El portal de regreso a Troch se cierra, y con ello Naminé abre otro portal, el cual lleva a Josué a la Zona Oscura. Naminé le recuerda a Josué que una vez dentro, ni ella podrá sacarlo de ahí. Él, conociendo el riesgo, entra al portal, pidiéndole de favor a Naminé que cuide bien de Sora.
Al entrar al lugar, Josué se encuentra con un lugar totalmente debastado y cubierto por las sombras. Ni siquiera el sol tenía un resplandor, ya que era de un color rojo sangriento. Las nubes se teñían de negro, y todo al rededor estaba desértico. Josué comenzó a sentir un poco de temor, y éste se incrementó más cuando se encontró frente a frente con Josue, su eterno rival en toda la historia (cuyo verdadero nombre es Arosrutsa, siendo él el Black Luster Soldier; Envoy of the Beginning), peleando frenéticamente.
Josue logra derrotar en segundos a su oponente, pero, algo increíble ocurre. Kanon, maestro de Josué, y los demás caballeros dorados de la órden de Athena logran comunicarse con Josué, mandándole la armadura dorada de Sagitario, para que la portara en la pelea. Josue se burla de Josué y le destruye con un sólo ataque su armadura, al igual que su espada, la poderosa Tatsu Achi, la cual fue creada por Troch (el nombre del héroe que libró al universo de una crisis total, por el cual lleva el nombre la dimensión de donde son Erik y los demás amigos de Josué). Rendido y aparentemente derrotado, Josué pensó que no podría derrotar a su enemigo jamás, pero otro milagro ocurre. Eliwood y los demás amigos que hizo en Eyear, lugar donde reside Elibe, se comunican con él, enviándole la poderosa armadura del Black Luster Soldier. Aún portando una armadura más resistente que la anterior, Josue logra destrozarla, dejando a su rival tendido en el suelo, nuevamente. Con las esperanzas por los suelos, Josué siente que su enemigo es más poderoso de lo que pensó. Pero en ése instante sus demás amigos se comunican con él, dándole esperanzas de seguir peleando. Josué se levanta, y, aún sin algo que le proteja de los ataques de Josue, intenta derrotarlo. Él, al ver la tenacidad de su enemigo, decide utilizar algo sucio, borrándole a Josué todos sus recuerdos, obligándolo a pelear contra los recuerdos de sus amigos. Sin importarle perder la memoria, Josué destruyó sus propios recuerdos, para después pelear contra su enemigo, el cual tomó su verdadera forma, siendo él el Chaos Emperor Dragon; Envoy of the End. Josué, elevando su espíritu de pelea al máximo, logró reunir las cenizas de su espada, logrando que ésta llegara a su verdadera forma, siendo de un tamaño enorme, como el colmillo de un dragón milenario. El único problema fue que al intentar portarla, el mango de ésta comenzó a cortarle las manos, con lo que los restos de ambas armaduras que fueron destruidas por Josue, se reuinieron, para formar una poderosa armadura que cubriría a Josué y le ayudaría a portar a la Tatsu Achi en su verdadera forma. Con eso, Josué logró derrotar a su adversario.
Terminando la pelea, y sin recuerdos, Josué se encontró ahí con el verdadero Josue (el cual ya se presentó como Arosrutsa), y no sólo con él, si no con todos los amigos y enemigos que creyó muertos en su viaje, quienes le explicaron el verdadero significado de su viaje. Gracias a la pelea de Josué, Troch, Eyear y Noyear se unificaron, creando una dimensión más grande y poderosa a las tres anteriores. Sabiendo Josué que aún le faltaba unificar a Sorch en la nueva dimensión, y que para salir de la Zona Oscura tendría que pasar un año ahí, Josué se preparó para seguir con su jornada. Athos, el archimago, le dijo a Josué que para poder recuperar sus recuerdos tendría que tener unas cuantas jornadas más antes de poder regresar a su casa para terminar con su misión, con lo que lo mandaría a ciertos lugares que le harían recordar.
Es ahí cuando Josué llega a Metrópolis... y... bueh... espero no haberlos aburrido. Aquí está el capítulo uno de Superman versus Gary Kusanagi.

Superman versus Gary Kusanagi

Capítulo uno.- Fuego contra acero

Una cálida mañana en Metrópolis. Todo luce normal, y apacible. El regreso del hombre de acero ha tranquilizado la situación tensa en la que la ciudad y el mundo han estado pasando durante éste último año. Superman es lo que Metrópolis y el mundo necesitaban.
Suele pasearse por la ciudad con su identidad secreta, Clark Kent, para ver si todo está bien. Los niños juguetean, leyendo historietas, generalmente de Gary Kusanagi, un hombre que es de un lugar lejano, en una tierra parecida a la cual pertenecen Metrópolis y Gotham City y demás lugares de ésta tierra, pero distante y lejana. Aunque parezca ser una historieta, es en parte realidad. El escritor del cómic se basa en hechos reales de un mundo en otra dimensión distante, la cual vibra a casi la misma frecuencia que ésta tierra.
En lo que podría ser una especie de final de la historieta, el personaje principal, el cual es conocido como Gary Kusanagi, pero su nombre real es Josué, termina encerrado en una zona siniestra, oscura y funesta, donde el tiempo transcurre muy lento a comparación de la realidad en la que él pertenece. Teniendo que despojarse de sus recuerdos para poder derrotar al poderoso enemigo contra el que se enfrentó, Josué tiene que esperar un año en aquel lugar para poder regresar a su dimensión. Estando en aquel lugar, el cual será llamado Zona Oscura, Josué se preparó para partir, pero, antes de llegar a su hogar, tendría que hacer unas cuantas paradas, para poder recuperar su memoria. La primera de ellas es Metrópolis, la ciudad donde vive Superman. Ambos tendrán que enfrentarse, para poder encontrar ambos que necesitan saber uno del otro.
El viento comienza a soplar inesperadamente de una forma muy cálida. Clark Kent, quien se encuentra caminando por una amplía calle de su ciudad, sintiendo el repentino cambio en el clima. Repentinamente, una grieta ínter dimensional en el espacio/tiempo comenzó a abrirse enfrente de los ojos de Clark Kent.
Pensando él que se trataría de un posible regreso de Superboy-Prime, se comunicó rápidamente con la JLA, mientras él se preparaba para investigar los hechos. Al acercarse, al igual que la mayoría de las personas que se encontraban caminando cerca del lugar, fueron repelidas por el simple desdoblamiento de la realidad. Diez segundos después, se podía observar una silueta. Clark Kent rápidamente corrió hacia un lugar donde la gente no centraba su atención, para aparecer como el hombre de acero con traje azul que todos conocemos, el siempre legendario Superman.
Él llegó al lugar volando, para no llamar la atención y no darse a notar como Clark Kent. Con cada momento que pasa, la tensión aumenta, al igual que la temperatura, mientras la silueta se comienza a acercar cada vez más, sintiéndose un aroma un poco azufroso en el ambiente, como si una combustión se estuviera realizando. Una deslumbrante luz de color naranja empezó a salir de la zanja ínter dimensional, y un poderoso viento cálido comenzó desplazar a todos los que se encontraban cerca hacia atrás, incluyendo al hombre de acero.

-Diablos,- pensó Superman- espero que él no haya regresado. Ni aún juntando a todos los miembros de la Liga podremos derrotarlo. Pero… no sé por qué, presiento que quien se encuentra aquí no es él. ¡¿Quién está ahí?!- preguntó altivamente- ¿Eres tú, Superboy?
-No, no soy quien tú piensas, Superman.- se escuchó una voz proveniente del hueco espacio/tiempo que se creó en aquel lugar.
-Entonces, ¿quién eres?- se tapó los ojos a causa de la deslumbrante luz que cubrió el lugar al terminarse de cerrarse el agujero ínter dimensional.
-Mi nombre no interesa mucho, ¿o si, azulito?- al disiparse la luz, todos pudieron observar su rostro, quedando asombrados.
-¡No puede ser!- se escuchaban varias exclamaciones- ¡Es exactamente igual a él!- gritaron unos cuantos jóvenes- ¡Pero no es posible!- exclamaron atónitos varios adultos.
-Será mejor que todos se retiren de éste lugar.- ordenó Superman.
-Así que en éste lugar me han de conocer.- dijo el sujeto que apareció de aquel espacio.
-Parece que tú no perteneces a ninguna de las tierras alternas… ya que no sabes que en éste lugar tú eres un personaje ficticio.
-Y pensar que tú en mi casa eres el ficticio.
-¿Yo ficticio? ¡Tú eres el ficticio, Gary Kusanagi!- gritó, apuntándolo con su dedo índice.
-No me llames así, Kal-L.
-Entonces es cierto… tendré que derrotarte.
-¿Derrotarme? ¿A caso el hombre de acero, Superman, me está retando?
-Lo estoy haciendo por el bien de éste universo.
-No creo que haya bienestar en retarme,- desapareció y apareció detrás de Superman- puede que seas el más fuerte aquí, pero contra mí no puedes pelear.- guardó sus manos en los bolsillos de su chamarra y comenzó a caminar.
-¡¿A dónde vas?!- preguntó molesto, dándose la media vuelta.
-Conoceré Metrópolis antes de querer pelear en alguien como tú. Tal vez encuentre a alguien más interesante.
-¡Infeliz!- gritó indignado al sentirse totalmente humillado enfrente de todos sus seguidores, lanzándole un potente puñetazo, estando Josué de espaldas.
-Que lástima,- dijo, sin voltear, deteniendo el puño de Superman con un potente muro de fuego- pensé que serías un peleador más serio. Veré si Batman quiere pelear contra mí. Estoy seguro que aún con mis poderes, él me dará más reto que tú.- dijo burlonamente, desapareciendo lentamente en el aire, dejando totalmente humillado a Superman.
-Maldito,- dijo Superman, cerrando con furia su puño derecho, alzándolo a la altura de sus ojos- maldito seas, Josué. ¡TE DERROTARÉ

jueves, febrero 01, 2007

Gary vs Superman

Primero que nada, quiero decirles algo mamalón.
Inicié (otro) crossover. Gary Kusanagi, el wey que aparece en El diario de un par de guerreros (siendo editado), llega a la dimensión del maravilloso Multiverso DC... exactamente en Tierra-Uno (o la tierra unificada), después de la historia "52 weeks".
Seh, es bastante freak y no sé por qué lo hice, pero lo hice.
Gary vs Superman... espérenlo en éste blog.
Neta que estará mamón, NETA, y, creo que TODOS con un poquito de cesos sabrán quien gana.
Es más que obvio, no mamar xD.
Ya hay ganador del interblogs que se pospuso mucho. Es SPIKE. Te ganaste algo. No sé qué, pero te ganaste algo. Ya veré qué darte.
Si, él ganó por las calificaciones. En la tercera ronda, un juez MUY chingón calificó las historias. No les diré quién, sólo que tiene un vínculo muy cercano a mí. El segundo lugar fue TJW. No tienes malas historias (dijo el juez), pero por tus calificaciones quedaste así. Fue algo reñido. Y el tercer lugar, indiscutiblemetne fue Nimaghnei. "Él pudo haber ganado, me gustaron sus historias, pero el no hacer la segunda historia fue algo fulminante".
Otra noticia buena, me dieron cambio de área en el trabajo.
Si, estoy en taquilla.
TAQUILLA!!!!!!!!!!!!
Hoy fui a Comicastle y me compré todo el Marvel Zombies. Pagué el envio de Civil War del uno al siete y Maximum Carnage... estoy que babeo xD.
Leí ya el final de Kingdom Come. NO ME LA CREO AÚN.
De huevos.
Y, por si fuera poco, nuestro fanatismo de cómics, a Benjamín y a mí nos hizo conocer a (con un poco de error a equivocarme xD) Niteboy, alguien que no sólo es más fan de los cómics que todos ustedes y yo juntos, no... ¡Él vive de cómics! Tiene una revista (Secuencial, aquí el blog... y otro blog chido, Quinta Dimensión), y trataré de ponerme en contacto con él para platicar de cómics.
Bueno... después de todo eso bueno, sigo preguntándome si es que la gran pelea comenzará (como así le he llamado). ¿Contra quién será?
Caray... como sea, el azuloso contra mango man estará a más tardar el sábado.
A ver cómo me va en taquilla.
Se me olvidó, compren el capuccino de Banana. SABE TAN RICO QUE MADAME FOSTER LO HACE.

Vida alterna

"En otro lugar, en ésta misma hora, alguien más ha de estar viviendo lo que yo no" .

Desición, fortaleza, amor, generosidad y valentía. Particularidades que comparten dos personas, las cuales están en un lugar distante, tan distante el uno del otro, pero a la vez, está tan cerca...

Si, he estado teniendo "visiones", por así decirlo, de lo que me pasa en la vida. Dirán que son deja-vu's, pero no lo son. Son más exactos, y no digo "esto ya lo he vivido, o lo viví", si no "esto me pasará". Repentinamente me llega la visión, no en sueños, si no en el momento.
Siento que alguien me habla, y siento que me dice que algo malo me pasará.
El sentimiento se incrementa en mi pecho, y es en serio.
Pero he visto que alguien... alguien está en mi contra.
También que hay alguien a mi favor.
Estoy enmedio de algo grande. Lo sé, lo puedo oler.
Siendo un poco más cataclisitas y apocalípticos, ¿por eso es que tengo "ésta" habilidad de ser un "súper we" por diez minutos, más ó menos?
No lo sé... desde pequeño he pensado que estaré en algo importante y que daré la vida por ello.
¿Seré capaz de morir por algo que no entiendo?
¿Me habré vuelto loco por todo lo que me pasa?
¿Estoy tan agitado ahora que me llegan unas visiones horribles?
Ah, ni idea.
Pero, estoy seguro que haré algo importante, y será pronto.
Más de lo que me imagino.
Cierto, no me darán bar. Ni creo que me den cambio de área en el trabajo. Perderé una mano.

  Caja Quejona



Nick's: Green Kusanagi, Mango, Kusamango,

Nombre real: Josué Gregorio Martínez Magliocca
Edad: 20 añotes
Ocupación: Estudiante y esclavo
Pasatiempo: Amigos,
Msn,
escribir y ésas weas.
 


Blogs y Flogs, mejores que mi blog ~

Cosas por hacer y Terminar...

  • Completar edición de fic "El diario de un par de guerreros"
  • Terminar de editar el fic
  • Retar a TJW en KOF y comprarle sus llaveros
  • Jugar al KOF con TJW y darle los llaveros que le dije
  • Viajar a Linares
  • Ir a Linares, Nuevo León, para patearle al Edgar su sucio trasero xD
  • Nunca crecer
  • No madurar y amargarme. El crecer hace que la gente sólo se amargue y pierda lo importante de vivir: Las risas. Así que, nunca creceré xD
  • Hacer un manga
  • Realizar unos dibujos estilo manga con secuencia, en lugar de escribir sólo las historias (gracias Oscar por darme la idea xD)
  • Terminar preparatoria
  • Pasar Química IV Área I
  • Entrar a CU.
  • Entrar al campus Ciudad Universitaria en la carrera que escogí
Links más útiles que la vida misma

Botoncitos
Copyright